fbpx

¿Qué es la meditación y cómo practicarla?

¿Qué es la meditación y cómo practicarla?

Uno de los recursos actualmente más utilizados por diferentes psicólogos y personas que se enfocan en el bienestar emociona es la meditación, que se utiliza como un medio para contribuir en el bienestar de la persona.
La palabra meditar proviene del latín “mediatari” qué quiere decir “poner toda la atención en algo”, se apoya en la palabra “modeor” qué significa curar, salvar y aliviar.
Para los orientales el meditar es una actividad diaria, ya que les ayuda a calmar los pensamientos y a reflexionar sobre el significado de las cosas simples de la vida.
Por lo tanto el meditar te ayuda a entender, a ser detallista en las cosas pequeñas, a poder enfocar, concentrarse e interiorizar.
Empezar a disfrutar la meditación nos habla de tres grandes requisitos:

⦁ Seleccionar el estímulo en el cual quiero mantenerme la atención.
⦁ Quedarme en ello, en el primer estímulo y dirigir toda mi atención y energía hacia ello.
⦁ Aceptar la distracción, como parte de la meditación y volver la atención nuevamente al objeto.

Diferencia entre meditación VS mindfulness

El mindfulness habla sobre la importancia de poner la atención en el aquí y en el ahora, cómo desarrollar esa capacidad de conciencia en la realidad, en el presente.
Mindfulness y meditación no son sinónimos, la meditación se enfoca en algo concreto y la conciencia plena será el fruto de eso; mientras que el concepto mindfulness hace referencia a poner la atención en el aquí y en el ahora, es decir sin objeto.

Beneficios de la meditación:

 

Existen varios beneficios, a nivel físicos podríamos nombrar el combatir el dolor, ya que algunos estudios mencionan que la meditación funciona como método antiinflamatorio y es eficaz para controlar el dolor de algunas enfermedades, estimula el sistema inmunológico, también ayuda a regular la cantidad de azúcar en la sangre, especialmente para los diabéticos, reduce el comportamiento adictivo y autodestructivo y tiene beneficios en personas que sufren de la depresión y la presión arterial.
Si hablamos de los beneficios psicológicos tenemos que mencionar el principio básico del autoconocimiento, el individuo se empieza a reconocer, amplía el concepto de quién es y en qué quiere enfocar su atención, reduce la ansiedad, los malos pensamientos negativos y la agresividad, proporciona en sí mismo un entorno de seguridad. Ayuda en desarrollar la inteligencia emocional y capacidad de gestionar situaciones y emociones cotidianas.

Mitos de la meditación:

Hablemos sobre algunos mitos que existen en relación a la meditación…¿Es una religión?: Esto es completamente falso ya sé que cualquier persona puede ejercitarse y hacer prácticas sin necesidad de pertenecer a ninguna religión.
¿Se necesita aprender algunas posturas orientales? Una de las posturas más conocidas es la postura del loto, consiste en tener la espalda erguida y las piernas cruzadas, muchas veces con pies descalzos. Es importante verificar nuestra postura pues ayuda a una mejor respiración, sin embargo, no tiene nada que ver con la posición y puedo empezar a meditar sin necesidad de utilizar ninguna postura Oriental.

Es importante saber que la meditación no es para niños dado que ellos no pueden estar en silencio: Si los niños se levantan en un ambiente sobrecargado de ruido, vivirán tranquilos en este ambiente, sin embargo, cuando empezamos a incorporar un ambiente sereno, que les gusta estar en silencio, ellos empezarán a implementar como una necesidad este hábito en su vida, es el escenario perfecto para crear nuevas conexiones, enseñarles herramientas eficaces para su vida y explicar que no hay nada de malo en el silencio, los niños tienen derecho e incluso es necesario el aburrirse, enseñémosles que el silencio es un espacio donde pueden desarrollar esa creatividad.

Cosas que debo tener en cuenta para la meditación:

Cómo bien lo dijimos anteriormente, es un lugar ideal para conectarme conmigo mismo, por ello es importante tener un lugar adecuado, es decir un lugar en silencio, donde pueda conectar conmigo mismo sin ningún tipo de distracción. También es importante revisar la postura, como se dijo anteriormente no es necesario realizar ninguna técnica o postura oriental, pero sí tener una adecuada posición, una posición erguida y un lugar cómodo me permitirá respirar mejor y conectar con el ejercicio.

La respiración primero es profunda y después consciente:

Lo primero será respirar, respirar conscientemente, tomando por la nariz, sosteniendo unos segundos y soltando lentamente por la boca, lo podemos repetir durante varios minutos y vas a empezar identificar como tu cuerpo empieza a relajar, tu vientre, la zona lumbar, el tórax y los hombres vas a sentir más lentas las pulsaciones cardíacas e identificar una respiración mucho más tranquila. ahí se dará la respiración consciente.

Relajación de la lengua:

Aunque les pueda sonar extraño, es una forma simbólica al momento de relajarse, pues simboliza el soltar, pues gran parte de la atención se concentra en este lugar del cuerpo, dado qué la lengua se encuentra ubicada entre el cerebro y el cuerpo, su relajación entonces implica inconscientemente una forma profunda de conexión.

Escaneo completo cuerpo, mente y corazón:

Después de la respiración llevamos nuestra atención al cuerpo, es decir ¿qué sentimos en nuestro cuerpo? y ¿en qué parte del cuerpo lo sentimos? ya sea nuestras piernas, muslos, abdomen, hombros etc.. vamos a llevar nuestra atención plena en nuestro allí. Para hacer este tipo de ejercicio se necesita una observación de nuestro cuerpo.

Consciencia plena:

Aquí podemos pasar mucho tiempo, podemos depositar la energía o la atención en una situación u objeto.

La forma de salir:

La parte de salida simplemente volverá nuestra respiración profunda, conectando con las sensaciones, la postura, y así recuperar lentamente la movilidad, se trata de extender nuestras manos, mover nuestros pies un pequeño giro y así lentamente conectamos con el aquí y él ahora

En resumen podríamos hablar que la meditación tiene muchos beneficios, Ya que nos ayuda a nuestra percepción, a gestionar mejor la situación a la adversidad, aprendemos nuevas situaciones miramos al otro desde la compasión, nos ayuda a conectar con nosotros mismos y con nuestras necesidades.

 

Bibliografía:

Meditación para/ Luis López González, 2015/Plataforma Editorial.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram

Instagram has returned invalid data.

Abrir chat
1
Hola, es un gusto atenderte 👋
¡Agenda tu cita ahora!