fbpx

La Adolescencia

La Adolescencia
La Adolescencia

Es una etapa del proceso del desarrollo humano, que varía según el contexto cultural y trae consigo características y cambios variables no solo ante dicho contexto, sino también el momento histórico. La adolescencia representa una serie de cambios biológicos, psicológicos y social.

“Este conjunto de transformaciones violentas produce, en un buen número de adolescentes en la sociedad occidental, vivencias de angustia, inseguridad y depresión asociadas a las pérdidas que supone dejar de ser niño”. Aberastury (1978), citado por Arvelo (2003).

Estos cambios hacen referencia al hecho de abandonar conductas infantiles, como intereses, juegos, beneficios dados por los padres por ser niño.

“Finalmente, el adolescente siente como pérdida el no ser percibido como un niño por parte del entorno familiar y social”. Fernández, (1974) & Knobel, (1978), citado por Arvelo (2003).

El adolescente se ve dominado por intensas pulsiones sexuales y agresivas, las cuales van a determinar, con cierta frecuencia, actos donde lo inconsciente domina lo consciente. Con frecuencia en el adolescente se presentan oscilaciones entre sentimientos y conductas encontradas como: transgresiones a normas sociales (consumo de drogas, pandillas, robos), conductas sexuales de riesgo (enfermedades venéreas, etc.) embarazos precoces, intentos suicidas abiertos o encubiertos (accidentes, sobre dosis de drogas, actividades o deportes riesgosos, actitudes y conductas provocadoras masoquistas) entre otras. Sumadas a sus confusiones de identidad y conflicto de roles. Que se muestran en: variaciones en sus estados de ánimo que van del amor al odio, de la euforia a la tristeza, de la curiosidad al desinterés, de la admiración a la descalificación. También se aprecian en sus actos, contraponiendo actividad y pasividad, exhibición e inhibición, entusiasmo y aburrimiento, irresponsabilidad y culpa, rivalidad y cooperación, dependencia e independencia, omnipotencia, rivalidad y cooperación, éxito y fracaso, entre otras. Las rupturas, pérdidas, ganancias y defensas que involucran los cambios aludidos exigen una reestructuración psíquica que conlleva fundamentalmente a la búsqueda y logro de una nueva identidad: la «identidad adolescente», diferente a la de la infancia y la adulta Esta identidad va a ser más dinámica, cambiante en la adolescencia inicial (11- 14 años) y más estable en la adolescencia media (14-16 años) y tardía (17-20 años). Arvelo, (2001).

Bibliografía

Arregui, L. A. (2003). Función paterna, pautas de crianza y desarrollo psicológico en adolescentes: Implicaciones psicoeducativas. Acción pedagógica, 12(1), 20-30.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram

Instagram has returned invalid data.

Abrir chat
1
Hola, es un gusto atenderte 👋
¡Agenda tu cita ahora!