fbpx

Trampa Vital del Fracaso

Trampa Vital del Fracaso

Es común sentir que vivimos en un estado constante de competencia, donde es surgen estándares sociales que se convierten a la vez en indicadores de éxito, como lo son la formación académica, tener el carro del año, el último teléfono móvil, fotos en el destino turístico de moda, etc. Y no es que esto sea algo negativo, por el contrario, me parece maravilloso que alcances estos logros. Pero, ¿te sientes realmente satisfecho con tus logros? La satisfacción es un tema interior que no es posible identificar objetivamente, es decir, si tienes el mejor celular del mercado es un hecho que no  se puede refutar, pues es un objeto material del cual eres propietario.

Pero no existe un método que permita medir el cuán satisfecho estás con lo que eres o tienes, o mejor, no existe una manera objetiva que nos permita identificar si, aún teniendo una pareja, un título, un buen empleo o una economía estable, sientes que todo esto es mentira, que estás engañando a los demás y que en cualquier momento te descubrirán; a esto se le define como: el síndrome del impostor, que es el sentimiento de que tus éxitos no tienen justificación y que tarde que temprano te descubrirán, porque sientes que estás engañando a los demás; sientes que en el fondo eres un fracasado.

La trampa vital del fracaso se experimenta con un constante malestar al compararte con personas que consideras de tu mismo nivel: compañeros de trabajo, compañeros de estudio, amigos, etc. El fracaso se alimenta a sí mismo con las consecuencias de las dificultades que tienes en los aspectos de tu vida; es importante entonces tener en cuenta qué acciones desarrollas en tu vida que pueden hacer del sentimiento de fracaso una profecía auto-realizada, es decir, quizá tus acciones pueden estar enfocadas, sin quererlo, a alimentar la trampa del fracaso.

Algunas situaciones que puedes estar alimentando el fracaso como trampa vital en tu vida:

Cuando no das los pasos necesarios para construir una estabilidad en la profesión u oficio que elegiste alimentas significativamente tu idea de fracaso, por eso es necesario construir un plan y llevarlo a cabo, para terminar tus estudios, ese curso que iniciaste hace mucho y dejaste de lado, o quizá dilatas el aprendizaje, es decir que alargas el tiempo con excusas que en el fondo no tienen fundamento. Es importante también que revises si esa carrera u oficio que decidiste seguir, es el que llena tus expectativas y que no lo tomaste por agradar a otras personas, porque puede ser que tus habilidades se enfoquen al arte, pero estás formándote en un campo matemático; otra posibilidad es que hayas elegido una profesión extremadamente difícil de ejercer en la realidad laboral de tu contexto, como puede ser el caso de un actor, deportista profesional o músico.

Busca un lugar donde explotes tus habilidades e intereses, eso te hará sentir satisfecho con lo que haces y disminuirá  los sentimientos de fracaso, derivado  comparación constante con otras personas.

Es posible que la causa de que te despidan constantemente de los trabajos por tu bajo rendimiento, impuntualidad y la mala actitud derivada del sentimiento de fracaso. El sentimiento de fracaso se alimenta de tu capacidad de minimizar tus habilidades y éxitos cuando otras personas te los reconocen, pero cuando te hacen una corrección, por pequeña que sea, la exageras y construyes en tu cabeza un futuro catastrófico derivado de este pensamiento.

Una adecuada gestión de la trampa vital de fracaso, requiere de un acompañamiento profesional que te oriente para identificar el origen, cómo funciona y cómo puedes implementar las herramientas adecuadas para romper esta trampa. En la Clínica Psicológica de Antioquia contamos con profesionales expertos y dispuestos a acompañarte en tu proceso.

 

Javier Nieto.
Psicólogo.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram

Instagram has returned invalid data.

Abrir chat
1
Hola, es un gusto atenderte 👋
¡Agenda tu cita ahora!