fbpx

Problemas más frecuentes en las parejas – Pt 1

Problemas más frecuentes en las parejas – Pt 1

Los conflictos en pareja surgen de las realidades subjetivas de cada uno. Se da por percepciones, apreciaciones individuales donde no hay un punto de encuentro entre ambos, es normal y saludable que se presenten disgustos y conflictos en la pareja, esto nos indica que existe un vínculo, y si hay vínculo necesariamente debe existir el conflicto. Pero esto puede pasar de lo normal y saludable a lo tormentoso, ya que los constantes enfrentamientos por las mismas situaciones pueden generar en la pareja sentimientos de estancamiento y el poco deseo por continuar la relación, dado al grado de insatisfacción.

El psicólogo Gottman, plantea una serie de problemas más frecuentes por los que la pareja se enfrentan constantemente, de estos hablaremos a continuación y daremos unas posibles soluciones.

  1. El estrés:

El estrés es ese estado que afecta negativamente  la salud psicológica y física de los individuos que la padecen, los orígenes del estrés pueden estar asociados a múltiples causas, sin embargo los problemas laborales o domésticos muestran el índice más alto, en Colombia el estrés puede estar fuertemente asociado a problemas económicos de las persona. Sea cual sea el origen de este, afecta todos los ámbitos de la vida de la persona, incluyendo la vida en pareja, ya que, se comparte tiempo de calidad, pues la mente de la persona está sumergida en su dificultad.

Para que este conflicto no tenga grandes repercusiones en la pareja, debes encontrar un equilibrio; para ello es fundamental ver a la pareja como una fuente de apoyo, con quien puedas buscar soluciones a esta problemática y NO responsabilizar o canalizar toda tu frustración hacia tu cónyuge. Es importante crear espacios para ti, utiliza la meditación o respiraciones conscientes para apoyarte en estos momentos donde sientas no puedes más.

 

2. Problemáticas con la familia propia o del cónyuge:

 

Es frecuente que en la relación de pareja, intervengan otras personas del núcleo familiar más cercano, como suegras, suegros, hermanos entre otros. Estas voces pueden ser nocivas para la pareja cuando se crean bandos para ir en contra de los principios del otro. Las diferencias más frecuentes están relacionados con opiniones diferentes sobre un tema, como: valores, trabajo, religión, dónde vivir, a quién votar.

Para resolver este conflicto, lo ideal es que la pareja establezca límites a sus familias, que les permita saber hasta qué punto pueden intervenir, opinar o hablar de cierto tema, pues no todos los temas le conciernen a la familia, hay temas que son propios de cada pareja y lo mismo la resolución de conflictos, ya que la forma de resolver conflictos debe ser directa y sin intermediarios que puedan generar malestar en la relación.

 

3. Dinero:

 

El dinero es un problema constante en las parejas, pues este involucra necesidades emocionales, como seguridad, poder e interviene en nuestro sistema de valores. Se ha podido identificar que las dificultades en pareja con relación al dinero, son más frecuentes en las parejas que están iniciando la convivencia.

Una manera que puede ser provechosa para el manejo del mismo, está relacionada con la planificación financiera, dado que esta dará claridad sobre los ingresos y egresos de la pareja, se destinará un porcentaje para cada área importante y ambos tendrán claridad sobre el correcto manejo del dinero, además la convivencia la tensión emocional se hace menor, y aunque no se logren soluciones inmediatas, las dos partes de la pareja se sienten como un equipo.

 

  1. El sexo:

La relación sexual con la pareja, es uno de los pilares de la relación, pues esta es una forma de comunicación y de conexión con el cónyuge. Pero cuando se tiene falencias en esta área de la vida, no se habla con la naturalidad que se debería, por el contrario la persona evade el hablar con claridad y por ello utiliza la comunicación indirecta, ya sea por vergüenza o miedo al expresar su sentir al cónyuge. Este tipo de conversaciones empeoran el problema, ya que al no expresar lo que uno necesita del otro en el plano sexual impide que mi conyugué pueda entender y entre ambos busquemos puntos de acuerdo para que la relación íntima sea placentera para ambos.

Una solución es hablar desde el amor a la pareja, es decir comuniquemos nuestras necesidades siempre desde el sentir y proponiendo algunas situaciones; evita el reproche, el culpabilizar y el ofender, ya que algún comentario con intención de dañar, puede tener repercusiones en esta área y en la autoestima de la pareja.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram

Instagram has returned invalid data.

Abrir chat
1
Hola, es un gusto atenderte 👋
¡Agenda tu cita ahora!