fbpx

Hablemos de suicidio

Hablemos de suicidio
⦁ Definición

A través de los tiempos el suicidio ha sido abordado desde diferentes perspectivas. Para la religión el suicidio era considerado una mala muerte y una condición no aceptada a tal punto que al suicida se le negaba la sepultura en el campo santo y se estigmatizaba a sus seres cercanos.
Por el lado de la filosofía se resaltaban argumentos de tipo social y existencial a favor y en contra del suicidio. Fue estudiado por platón, Sócrates, Aristóteles, séneca y san Agustín; entre otros.
Por otro lado, para la Psiquiatría siempre fue una enfermedad, como síntoma de la melancolía.
Afortunadamente todas las visiones anteriores del suicidio fueron cambiando a través de las épocas y actualmente lo podemos concebir, como lo enuncia Fernando Quintana R. en el año 2007 en el libro comportamiento suicida.

“El suicidio es la consecuencia de factores sociales, demográficos, ambientales, económicos, psicológicos; que se manifiestan en lo colectivo de una sociedad como en lo individual” (pg1).

Teniendo presente la definición anterior, en la actualidad y en términos de salud pública podríamos describir el suicidio en tres fases:

Ideación suicida. Se refiere a pensamientos continuos sobre la muerte o sobre morir. Ejemplos: “me gustaría desaparecer”, “sería mejor que no estuviera aquí”, “ojala estuviera muerto”, “a veces tengo deseos de cortarme con un cuchillo”; incluso un plan específico para suicidarse “me voy a tirar desde mi balcón”, “voy a tomarme unas pastillas”.

Intento de suicidio. Se compone de una serie de conductas o actos que una persona intencionalmente hace para causarse daño, buscando ocasionar su propia muerte, sin lograr hacerlo.

Suicidio consumado. Es el paso final respecto al acto de un individuo que de manera voluntaria e intencional se ocasiona un daño físico; logrando como resultado final el terminar con su propia vida.

Algunos factores de riesgo asociados a la conducta suicida son:

⦁ Existencia de antecedentes de conducta suicida previa.

⦁ Presencia de patología psiquiátrica que confiera vulnerabilidad.

⦁ Ideas suicidas constantes

⦁ Trastornos del ánimo: depresión

⦁ Trastornos por consumo de alcohol y otras sustancias

⦁ Trastorno de pánico

⦁ Trastorno de conducta alimentaria

⦁ Trastornos de la personalidad

⦁ Esquizofrenia

⦁ Recomendaciones básicas para la persona afectada:

⦁ Recuerde que no es beneficioso actuar de forma impulsiva, si te das un tiempo de espera y revisas todas las circunstancias lograrás encontrar otra alternativa.

⦁ Mantenga a mano una lista de personas que te generan tranquilidad y con las que pueda hablar cuando tengas pensamientos suicidas.

⦁ Es necesario darte la oportunidad de abrirte a los demás y comunicar tus pensamientos. Lo mejor para ti es buscar ayuda en tu red de apoyo cercana y en un profesional de la salud que te acompañe en las épocas de crisis emocional.

 

Bibliografía:

Comportamiento suicida. Perfil psicológico y posibilidades de tratamiento. Año 2007. Editorial Matilde Eschoenfeld.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram

Instagram has returned invalid data.

Abrir chat
1
Hola, es un gusto atenderte 👋
¡Agenda tu cita ahora!